Tabla de surf Glenmorangie

La destilería Glenmorangie tiene un proyecto llamado “Beyond the Cask” donde utiliza las barricas de roble donde se añejó whisky y las recicla para fabricar distintos productos en alianzas con otras compañías. En el 2018 desarrollaron una tabla de Surf de la mano de Grain Surfboards. 

 

La tabla de surf de Glenmorangie y Grain Surfboards

La destilería utiliza sólo 2 veces las barricas de roble americano donde se añejó previamente bourbon, y luego una partida es destinada a este proyecto. Las tablas de surf son realizadas a mano y es una edición limitada de 25 unidades. Para la fabricación de cada tabla se utilizan 12 duelas (listones) de las barricas de Glenmorangie (lo que vendría ser ser media barrica), junto con madera de cedro rojo y cedro blanco. 

 

Para esta colaboración,  Glenmorangie ha contado con el trabajo artesano de Grain Surfboards of Maine, una empresa de Nueva Inglaterra. El proceso de construcción de cada una de estas tablas es metódico y se cuida hasta el último detalle. Grain Surfboards se ha encargado de ensamblar las tablas respetando las vetas. 

 

                                     

 

Para Bill Lumsden, Master Distiller de Glenmorangie, la madera de cada barrica se merece una nueva vida. «Beyond the Cask es nuestra forma de trabajar con personas que comparten nuestra visión creativa, pasión y paciencia, para darle una segunda vida a esta madera. En Grain Surfboards son verdaderos expertos en su campo y, como nosotros, valoran tomarse el tiempo necesario para comprender verdaderamente el carácter de la madera.», comenta.

 

Mike LaVecchia, fundador de Grain Surfboards, se enorgullece de trabajar con la destilería para crear la tabla de surf de Glenmorangie. «Es increíble que puedas tomar una pieza de madera que ya ha trabajado duro y luego darle una nueva vida como algo tan hermoso», añade.

 

Beyond the Cask, es un proyecto sostenible que la destilería puso en marcha hace cuatro años para reciclar la madera de sus barricas. Con estas propuestas de reciclaje, la destilería del grupo LVMH quiere reforzar el carácter artesanal y exclusivo de la marca.

En 2016 fueron gafas de sol; en 2017, bicicletas, y en 2018, tablas de surf elaboradas artesanalmente con la misma técnica con la que se construyen las pequeñas embarcaciones. Esa madera que nació en el bosque y que terminará su vida útil surfeando las olas…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *